sábado, marzo 21, 2009

EL TURRONERO DE HUARMEY



Felix G. Cerna Dueñas, antiguo turronero de nuestra ciudad. Nació en el distrito de La Merced (Aija) un 27 de Mayo de 1927.
A la edad de 20 años tuvo que abandonar su tierra natal, para ir en busca de un porvenir mejor. Anduvo por diversos lugares de la región, para luego caer como luz de luna sobre la hacienda "La Mina", por los adentros del valle de Sayan, donde se desempeñó como granjero, planillero y almacenero; creyendo que había cumplido un ciclo de su vida, presentó su renuncia voluntaria, luego de trabajar por más de 4 años en la hacienda. Por su tiempo de servicio, recibió 4 mil soles, que lo recuerda con mucho orgullo, porque segun cuenta, el jefe le pagó esa cantidad, por el buen desempeñó en sus labores; le propusieron que se quedase y que ocuparia otros cargos de mayor importancia, pero él renunció a todo y dejó la hacienda. Se fue al pueblo de Sayan, mientras pensaba que hacer con el dinero de su liquidación. De qué voy a vivir se decia, qué hago con todo éste dinero, mientras pensaba, caminaba por las calles de Sayan, un rayo de luz cruzo por su mente e hizo que se iluminase y calara una idea en su juvenil pensamiento: elaborar turrones.

Caminó y caminó y se atrevió a consultar al viejo turronero de Sayan, cómo se elaboraba los turrones y éste le enseñó la preparación, gracias a ése viejo turronero, ahora contamos en Huarmey con un turronero desde 1960, que se hace infaltable su presencia en las calles de la ciudad.

Sus primeros pininos de turronero, los hizo en el horno de una panaderia de Sayan, durante cuatro meses el dueño de la panaderia le enseñó a preparar la masa.
Una ves hubo aprendido, los hizo solo. Por la mañana los preparaba y por las tardes salia a venderlos. Los turrones salian calentitos y los sayaneros, consumian y aclamaban a su turron por su frescura y sabor.

Felix Cerna llegó a Huarmey en 1960, un paisano le dió una chacra de hectaria y media en Huanchaquito y de eso vivió durante un tiempo. Hasta que logró encontrar a Nilo Guerrero, viejo panadero del pueblo, que le ofreció alquilar su horno por 0.20 centimos el día y asi vivió alquilando el horno durante 20 años.

A su llegada a Huarmey, ya había un turronero, el Señor Pedro Perez, que vivía en la Calle Mariscal Castilla, con su presencia en el pueblo, a Pedro Perez le salió una buena competencia que en poco tiempo logró ubicarse en el gusto de los huarmeyanos.

En la actualidad, tiene su propio horno, éste fue construído en 1980, en la nueva casa que se habia construído, en la Panamericana, frente al actual terminal terrestre.

Según nos ha manifestado Cerna Dueñas, para preparar los turrones, se tiene que levantar a las 2 de la madrugada y trabajar hasta las 4 de la tarde, pues ese dia lo tiene perdido para salir a vender sus turrones.

En sus inicios de productor y vendedor de turrones, nos manifestó que vendía mas de 100 soles diario, eran los años 70; en la actualidad solo llega a vender entre 20 y 25 soles diario.

El nombre que lo a puesto a su laborioso turrón es: "Turrón común" para diferenciarse del turrón de Doña Pepa, famosa por su digustación en el mes de Octubre en la ciudad capital.

A Felix Cerna, le viene acompañando su infaltable movilidad, el triciclo que lo acompaña desde 1958, siendo uno de los primeros modelos de triciclos que se vendieron en el perú, el modelo TITANIC.
El tablero en donde coloca sus turrones, data de los años 60. Felix G. Cerna dueñas es el turronero de Huarmey.

INGREDIENTES DE LOS TURRONES DE HUARMEY:
- Manteca
- harina
- azucar
- Limón
- Colorante amarillo huevo.
- Levadura.

Sus turrones han viajado hasta Talara, Lima, España, Italia, EE.UU. Chile, Argentina.

SUERTE AL TURRONERO DE HUARMEY.

2 comentarios:

José Manuel Mamani dijo...

Magnífico tu blog, sin duda le compraré varios turrones cuando vaya por allá.

Carlos Alfonso Rodríguez dijo...

Estimado Heber Elí esta crónica sobre el turronero es agradable, la he disfrutado, a uno después de leer este tipo de historias le provoca visitar a ese turronero y hablar de Sayán, pueblo de encanto y ensueño en donde vivió de niño José Carlos Mariátegui.