miércoles, mayo 01, 2013

DOCUMENTAL: PERU, EL RETO DE LEER.

Documental transmitido en el canal dos de España... donde sale el proyecto bibliotecario de la Biblioteca para el desarrollo OBRAJE- ASENTAMIENTO HUMANO SANTO DOMINGO - HUARMEY - ANCASH.

jueves, marzo 28, 2013


Gustavo Tapia Reyes

LA MIGRACIÓN
COMO TEMA
EN LA POESÍA DE
HEBER OCAÑA GRANADOS



Según reflejan las frías estadísticas, en los últimos años, son miles y miles y miles los peruanos que, en busca de mejores horizontes -lo cual quiere decir ganar mucho dinero a costa de enormes sacrificios-, se han visto obligados a emigrar hacia el extranjero, siendo Chile, Argentina, Estados Unidos, España, Italia, Japón los principales destinos. Entre aquellos compatriotas, aunque sin duda, con una actitud diferente, pese a su condición de ciudadano tercermundista (o sudaca como se nos llama a todos los latinoamericanos por dichos lares), debemos ubicar a Heber Ocaña Granados (Huarmey, 1966), quien a través del poemario Cartas desde Madrid(2007) (*), hecho en gran parte con versos de arte mayor, a lo largo de 14 poemas de variada extensión,nos entrega su punto de vista, desperdigado en distintas auras, interpoladas al tema central de la migración, donde el hombre se va convirtiendo de a pocos en un desarraigado, no perteneciendo al entorno, circundándolo en cada día sino que se mantiene añorando la naturaleza de ese lugar donde, al nacer, por primera vez observó la luz del mundo.

Pese a todo, siendo un inmigrante más, tiene que empezar señalando la necesidad de forjarse un espacio propio, conforme es el caso del también ex Director del Instituto Nacional de Cultural (INC-filial Huarmey) y, para alcanzar ello, debe y está obligado a marcar una determinada parcela de territorio donde, construyendo su auténtico reino, le permita, cuando menos, sobrevivir. Por eso, luego de orientarse en la autodefinición de ser un auténtico luchador convicto y confeso: Soy el buen soldado de la distancia/ (p.26), sostiene decidido y amparándose en un tono manido de una terrible desolación, parecido al de Jesús en las Sagradas Escrituras, continua diciendo: Mi reino no es de este mundo,/ Donde el tiempo habita sin conmiseración/ Y con estupor,/ afirmando estrofas después la dura realidad de ser un esposo, padre, amante, que dejó a una familia residiendo en el terruño, amparado en la esperanza del pronto retorno para el glorioso reencuentro: Mi reino yace en la palma de tus manos vacías,/ Entre féretros impacientes y desnudos/ A donde algún día iremos a vivir/ (p.9), no resultándole tampoco fácil de asumir tal aseveración, aunque hallándose en la misma condición del resto, afirma queriendo diferenciarse: Yo tengo más horizontes que naufragios./Y debo seguir... seguir…/ (p.27), agregándole una alta dosis de burla y de cinismo, convirtiéndolas en herramientas para enfrentar, con la mayor tranquilidad posible, el impacto de ser un extranjero, no siempre bien visto en una Europa, acaso esporádicamente racista: Me río de la universidad que abandoné,/ De los estudios que dejé tirados por las calles de Lima./ De los poetas que se olvidaron de mí/ O de los poetas que yo me olvidé./ (p.24).
Quizás digamos para un joven con sed de aventuras o anhelando vivir los riesgos de la misma existencia, la inmigración sea apenas el eslabón de una larga cadena, a la cual se desea con cierta locura, propia de la edad. No es lo mismo para quien tiene el peso de los años encima, que sabe puede estar enfrente de una última oportunidad valiosa o, en su defecto, asumir un rotundo fracaso, sintiendo la soledad, la tristeza, la lejanía, aun cuando sabe -he aquí la certeza ante su desesperanza-que todo va a proseguir inamovible ante el avance de la cronología y ella, la esposa, estando en la enorme distancia geográfica, separándolos: Moribundo yo que no te veo./ Cómo se amontonan los años en tu vida./ Mal tiempo para ser feliz./ (p.15), sensaciones que vive al otro lado del charco, allende, en ultramar, donde se encuentra confinado, siendo un lugar específico: Y cada día estaciono mis largas esperas/ En Barajas/ Terminal dos/ (p.8), inclusive abjurando de sí mismo, de su propia naturaleza llevándolo por distintos caminos, desde su perspectiva no igualmente grata a pesar suyo y de cuanto hizo en espera de conseguir emerger del anonimato que entonces permaneció albergándolo: Por qué tuve que escribir versos/ Si mis horas de risas iban a morir/ (p.12), culminando en ser consciente que solo es un extranjero más, uno más queriendo ser tan distinto a cuanto otrora pudo ostentar o por alguna razón negó. Se halla viviendo en otra estación: Vengo para ya no ser poeta,/ Para volver a ser simplemente un ciudadano de mi patria./ Un hijo de mi tierra./ (p.13).

Todo el poemario tiene un claro tinte autobiográfico, imposible de soslayar. Ocaña Granados no disimula nada en absoluto y, a diferencia de lo que hacen muchos poetas creándose un alter ego, es él y solo es él desbordándose sin disfraces en procura de dar una válvula de escape a cada una de sus vivencias, primero habiendo sido hasta una especie de triple oficios (apenas cuando llegó a la tierra del poeta Antonio Gamoneda), evocando aquellos días donde se define fue: El que lavó vajillas en un restaurante madrileño,/ El que atormentado por el lenguaje vulgar y déspota/ Del jefe de cocina./ Yo, el inmigrante fregador y el jardinero./ (p.19) y, siendo un trabajador dedicado a cargar y botar lo que en el Perú se conoce como “desmonte”, en otra parte, llega a decir: Hoy estoy escribiendo/ A la belleza de los escombros/ A los humedales secos/ Y la herida de los huesos/ (p.7). También aparece la esposa como un fantasma doliente y, a la vez amparador, a partir solo de los recuerdos fluyendo con toda naturalidad: Yo no tendría por qué decirte nada/ Mi adorada Regina/ Si podemos ir a casa juntos/ (p.14), llegando a la más absurda conclusión, donde aquella dama, dejando de tener tal extremo, se torna en la encarnación de una nada más desesperante y el vacío más devorador -como la mandíbula de una ballena a Jonás-, cayendo en la angustia de dolorosamente comprobar que: La muerte es tu ausencia al otro lado del Atlántico./ La blusa sin escote que deja ver tus senos./ Un día sin verte por Internet./ (p.23).

Aunque las Cartas desde Madrid no están divididas en partes, podemos claramente encontrar un hilo conductor en torno al caro tema de la migración, solo estableciendo lazos que se inician con el poema de entrada para ubicarnos en: La espera del inmigrante, luego sigue con el lamento enfrente de lo anteriormente vivido en: De qué me sirvió ser poeta, se afirma después con el Poema a la belleza de los escombros, expresivo en tanto refleja en parte el diario transcurrir de aquel migrante, llámese el propio Heber Ocaña (o también cualquier otro), prosigue con su adaptación, asumiendo acaso la condición de pretender conquistar a la ciudad en: Yo cabalgo por tus calles,Madrid y culmina en la identificación plena de ser quien escribe, sabiendo incluso que le servirá de poco en el Poema del inmigrante en Madrid; mientras los restantes poemas se van engarzando alrededor de éstos, a manera de las ramas de un árbol sobre el tronco, sea dentro de la subjetividad expresada en Mi reino como en Sinfonía lenta para un amor ausente o La tarde mastica tu belleza, pasando por el tono aletargado, casi elegíaco de Campanas dobladas, el hondo pesimismo impregnado en Qué es la muerte y Yo no tendría por qué hablar de mi muerte y cerrandode manera impecable con No celebro nada con mi risa, a la par que Un bolero es … y Yo develo tu sangre con mi sudor, que en razón de su marcado carácter fragmentario, agregan poco a todo lo anterior, salvo por algunos versos extraíbles hacia el conjunto de lo mínimamente antologable.
En el mismo sentido, recordamos en junio del año 2007 en Huarmey, mientras desempeñábamos un cargo de confianza en la UGEL de la provincia del mismo nombre, apareció una tarde Heber Ocaña Granados que estaba de visita, presentándose en persona con su mirada nostálgica y palabras melancólicas, para sorpresa nuestra, a quien yo solo había conocido hasta ese momento por los mensajes intercambiados vía el Messenger, diciéndome a poco que su volumen Cartas desde Madrid, cuidadosamente editado, era la primera publicación con la cual se estaba intentando dar a conocer ante la comunidad latina residente en España, olvidando su participación en el Certamen Literario “Ciudad de Getafe” (2003), donde obtuviera un honroso reconocimiento. No era para ese entonces un advenedizo recién llegando a las letras sino alguien que realizara los estudios primarios y secundarios en la Institución Educativa “Inca Garcilaso de la Vega”, en una de cuyas paredes aún se conserva o se conservaba (creo) escrito en letras visibles uno de sus poemas, después siguió por unos años la carrera de Educación en la Universidad San Martín de Porres (Lima), especialidad Lenguaje y Literatura, habiendo fundado la Biblioteca Comunal “Obraje” y el Centro de Investigación, Información y Documentación de la Provincia de Huarmey que, aparte de publicar una serie de opúsculos referidos a su tierra natal, también se había dado tiempo para dar a conocer los poemarios Canción de los ancestros (2000) y Oscura habitación (2002).

Un notorio defecto en la poesía de Heber Ocaña es su descuido o su propensión a la adjetivación excesiva, olvidando que no necesariamente por incluir palabras como ornamentos se es más contundente. Muchas veces se puede arribar a la perfección de cuanto se quiere comunicar siendo lacónico o conciso. En resumidas cuentas, dicha opción extravía a Ocaña Granados, haciéndolo caer en la redundancia: Y tú todavía aún no has llegado/ o /Un frío que nunca jamás sentimos en nuestro barrio/ (p.8), donde está demás el empleo de dos adverbios de tiempo “todavía” y “aún” en un mismo verso, por cuanto ambos poseen una relación de sinonimia como en el caso de “nunca” y “jamás” que mantienen una misma categoría gramatical, aparte de también ser sinónimos o en el yerro de inclinarse por un cuarteto innecesariamente rimado, aunque suena monorrítmico en un poema, cuya estrofa anterior y estrofas restantes están hechas de versos libres: Son lánguidos sus ojos,/ Umbrosas sus cabelleras./ No guardo por ella enojos,/ Ni mucho menos sus toscas quimeras/(p.11). Otro defecto radica en su poca atención por contener el influjo de una realidad circunstancial que, siendo distante, continúa doliéndole, prosigue perturbándolo hasta llevarlo por el prosaísmo endureciendo peligrosamente el verso, cuando -como le pasaba al ilustre Neruda- al exponer ideas ingresa en callejones sin salida, mazacotes de prosa puestos en forma de versos: Me río de los déspotas del mundo mundial: de Bush, de Aznar,/ de la Lourdes sin flores, de la Lourdes sin beso,/ del Alan patilla blanca./(p.24). Le faltó ese trabajo indispensable de, empleando las tijeras, quedarse con la esencia, alcanzando la “condensación estética” de la que hablaba el ensayista mexicano Alfonso Reyes.

Sin embargo, queda mucho todavía por esperar en la poesía de Heber Ocaña Granados. No creemos haya dado lo mejor de sí en este libro ni que sus intentos se hallen limitados a quedarse solo en eso. Quizás aún esté andando un camino de largo aprendizaje y, aunque no siempre todos los que se van al extranjero, llevando la vocación literaria en la sangre, pueden o logran superarse de manera sorprendente (por supuesto, ejemplos hay muchos en todas las lenguas), esperamos en el caso del igualmente autor incluido en la Antología internacional de poesía amorosa (2006), preparada por Santiago Risso, haya un avance en sus posteriores entregas y sepa aprovechar bien los aportes que brinda el viejo continente a quienes con distinta sensibilidad suelen llegar hasta allí para habitarla. Es un reto sumamente difícil, lo sabemos, superar lo avanzado en procura de no estancarse, en tanto, salvo excepciones confirmando la regla, nunca obvie la certeza de que el gran Félix Rubén García Sarmiento, mejor conocido como Rubén Darío, de haberse quedado en su natal Nicaragua, probablemente nunca hubiera llegado a la cima de la poesía universal.

(*) OCAÑA, Heber Cartas desde Madrid, Ornitorrinco Editores, Lima, 2007. De esta edición hemos extraído las citas de nuestro ensayo.


LABORES COTIDIANAS - (poema)


Poema escrito en homenaje a mis padres... 

La calle silenciosa.
Una puerta cerrada /muchas puertas cerradas.
La tenebrosa noche detrás de las farolas,
El recuerdo inquieto de mi memoria
Trasciende las fronteras de la luz
Y veo el amanecer de los amores de mi madre
Desparramándose en el mercado de abastos del pueblo
Con olor a verdura y ají.

En el otro lado de la escena, mi padre, viniendo del trabajo
Con su olor a kerosene y a madrugada,
Entrañablemente vestido con acento serrano,
De paso ligero y de atenta mirada,
Ahí los veo,
A los dos /
Parados en frente de mi vida
Para Orientarme con dócil disimulo
De mis caminos por las arterias peligrosas del porvenir.
Del futuro… de la vida que me espera,
De la espera a la vida.

Mis padres caminan por la bóveda de mis fortuitas noches silentes
Como dos amores sin rencor ni olvido.

HEBER OCAÑA Y LA REVISTA REMANDO - CHIMBOTE

CONVERSACION CON ALBERTO (Monólogo biográfico - Video)

CONVERSACION CON ALBERTO (Monólogo biográfico)


Autor: Heber Ocaña Granados

Hoy es 26 de marzo Alberto, del año 2015… cuántos años han pasado de aquel día de tu inmolación, exactamente 82 años, probablemente recuerdes el zumbido de las balas, que pasaban cerca de ti y cómo los esquivabas con astucia y valentía, así mismo el buen uso de tu ametralladora que como viento arrollador sabias usarlo, dominando tu emplazamiento y haciendo sentir tu poder de soldado raso al enemigo; posiblemente recuerdes también, el chillido de los pájaros muy cerca del río Napo en el poblado del Putumayo del Nor oriente peruano, hasta ahí llegaste, con tu uniforme de soldado raso, verde olivo, dispuesto a defender la soberanía de tu patria, ¿te acuerdas cuantos años tenías, aquel entonces?... claro que recuerdas, pero déjame decirlo, para que sepas que ahora mismo te estamos recordando… tú tenías 22 años con 7 meses y 23 días, aquel día que una granada, estremeció tu cuerpo camino a la inmortalidad.

Cuando naciste, aquel 3 de agosto de 1910, gobernaba nuestra patria, Augusto B. Leguía, el mismo Presidente que cedería el territorio por el que tú pelearías 22 años después, con el tratado de límites llamado Salomón-Lozano, firmado el 24 de Marzo de 1922. Todos dicen que eso fue una cobardía por parte del Presidente Leguía; por eso, 10 años después, un  primero de setiembre de 1932, un buen grupo de peruanos residentes de la población de Leticia ubicada en el llamado Trapecio Amazónico, expulsaron a las autoridades colombianas de dicho lugar. Esto fue el origen para dar paso a tu heroicidad y fecundar en nosotros, el espíritu valiente que guardamos en nuestros corazones, como un grandilocuente león dormido.

¿Sabes?... esta generación debe de saber los nombres de tus padres, aquella familia honorable que te engendro y te inculcó el amor a ésta tierra, ellos partieron a la eternidad después de ti: Don Santos Reyes Gamboa y Doña Genoveva Gamarra de Reyes, familia del campo y la buena semilla, de quienes también aprendiste a tu corta edad, a cosechar la tierra a golpe de sudor y esfuerzo, en el sector del Campanario.

Cómo habría sido la Educación en el Huarmey de aquel entonces estimado Alberto, en las primeras décadas del siglo XX, porque cuando tú tenías 16 años, recién terminabas tu 2° año de instrucción primaria, y saliste aprobado con un 13, así lo reseña el acta de examen de promoción, que está firmado por el Comisario Escolar Distrital de la escuela fiscal 3124; luego de todo eso, del gran esfuerzo de tus padres por verte realizado, te enrumbaste hacia Huacho, dejando en los brazos de mamá Genoveva a Atilio y a José, tus hermanos menores, saliste fuera de tu tierra a trabajar y a conocer la lejanía de los padres y del terruño, nada te amilanó, seguiste tu destino hasta llegar a vestir el uniforme del ejército peruano,  la misma que valientes soldados la hicieron florecer con el sudor de su frente y con la sangre de sus venas.

Ahora estamos hablando de ti, de tu posición de apuntador de una ametralladora en el puesto de apoyo Nº 2, del ya conocido combate de Gueppí, y de cómo la explosión de una granada inmortalizó tu vida, estruendoso grito salieron de lo más profundo de tu alma, gritando el nombre bicolor de tu patria y probablemente, nadie te haya contado, que el Teniente E. P. Alejandro Calderón expreso de tu gloria lo siguiente: “Mi capitán Tenorio, en este momento acaban de matar de un cañonazo al soldado Alberto Reyes, apuntador de una de mis piezas, el que junto con su arma ha quedado sepultado en la trinchera”, tú en ese momento no oías nada, solo la figura circunspecta de tu patria se enraizaba en tu memoria, en tu coraje, para llevarte por siempre tu festejada agonía, porque al morir aquel 26 de marzo de 1933, marcabas con tu sangre la historia más valiente de ésta tierra de la cordialidad, y ahora sabrás, que a tu tierra, a este pequeño pueblito de tus años juveniles, le llaman la ciudad de la cordialidad, y los campos por donde caminabas, muchos de ellos ya se han  urbanizado y otras costumbres y otros apellidos albergan en su pecho.

Tal vez tampoco lo sabías, que fuiste reconocido como héroe nacional por el parlamento peruano, siendo Presidente de la República el General Oscar R. Benavides, y en tu nombre y en el nombre de todos con quienes defendiste nuestra soberanía, la Compañía Antiaérea Nº 5, ha erigido un obelisco en el pueblo de Leticia, donde cada 26 de marzo como hoy y frente a tu aposento heroico, mencionan tu nombre y probablemente, en el lugar donde te encuentres, resuelto de optimismo, te pones de pie y con el cuerpo erguido como buen soldado peruano, respondes a unísono, conjuntamente con el grito del viento, tu exaltado nombre desde la mansión de los héroes.

Y para no quedarnos atrás estimado Alberto, tus paisanos, erigimos un busto de tu broncínea figura, fue en 1945, cuando tú habrías cumplido los 35 años; en ese entonces, el alcalde del pueblo era Don Juan G. Morales de la Torre, que quiso perennizar en los ojos de todas las generaciones, tu rostro febril de huarmeyano bronceado por el mar de Manache y eso no es todo, la principal calle de la ciudad lleva tu honorable nombre, con el grado póstumo que el estado peruano te ascendió: Cabo Alberto Reyes, aunque muchos de los actuales residentes te degraden, nombrando sencilla y escuetamente Av. Alberto Reyes.

Y debo ser sincero contigo Alberto, no sé desde cuando te han nombrado el “Eterno centinela del amazonas”, pero es un bonito gesto de quien te nombro, y lo más probable haya sido por tu coraje y por la sagacidad de tu espíritu, que te encumbro en el pedestal de los héroes, para que todos los años vengamos en peregrinación patriótica, a rendirte los honores de héroe nacional, reconocido por ley N° 24090.

Ya debo de irme estimado Alberto, tú te quedas en tu gloria y yo me voy llevándote en mi memoria.

Una colaboración del Centro de Investigación, Información y Documentación de la Provincia de Huarmey, del Proyecto Futura.

Escrito en Huarmey el 25 de marzo del 2013, corregido y aumentado, el 25 de marzo del 2015.

PROFESOR DE LAS TABLAS SUFRE DEL LLAMADO NARCISISMO NECESITA URGENTE TRATAMIENTO PSIQUIATRICO


En la antigua tierra de las warmys bellas, donde alguna vez existieron afanosos hombres que construyeron inmensos fortines para hacer frente a invasores y conquistadores, donde otrora tiempo fue bendecida con la preparación exquisita de las muchas veces premiada bebida sagrada de los incas: La chicha, ahí donde está asentada la mejor playa de la costa peruana, existe en estos tiempos del siglo XXI un personaje que según el pronunciamiento técnico y profesional de un psicoterapeuta, viene sufriendo las inclemencias de una patología que le viene desheredando, -sin clemencia- de sus cualidades humanas. 

La opinión que tiene el psicoterapeuta sobre el autocalificado mejor profesor y lector empedernido de más de 4 mil libros en su haber, tras estudiar uno de sus escritos publicados en su cuenta del facebook, donde señala: “Ahí están mis pequeños aportes para que el elenco teatral de Fátima sea Campeón Regional o el granito de arena para que la FIESTA -2012 sea el más grande de la Historia”; sobre éste manifiesto, el psicoterapeuta ha señalado: “Es propio de los psicópatas interpretar la realidad de acuerdo a sus intereses, y construir un edificio de ideas sobre esa falsa interpretación, dentro de esta línea psicopática el paciente viene manipulando y tergiversando lentamente la realidad, manifestando resultados de un trabajo, por el que es remunerado, por lo que tiene por obligación, a través de una Directiva emanada por el Ministerio de Educación de ejecutarlo y aún con todo eso, manifiesta y exige descabelladamente que debe de recibir honores y condecoraciones”. Dentro de sus conclusiones también manifestó: “El mencionado profesor sufre del mal llamado narcisismo, que se viene manifestando de una forma patológica extrema con algunos desordenes de su personalidad, como el trastorno narcisista de la personalidad, en el que el personaje de las tablas y su yoyismo exagerado, sobreestima sus habilidades y tiene una necesidad excesiva de admiración y afirmación, y todo esto pasa, porque ciertas personas de su entorno le hacen creer y le hacen el juego de su narcisismo dislocado, y como diagnostico y conclusión, el psicoterapeuta manifestó, que: “Estos desordenes pueden presentarse en un grado tal, que se vea severamente comprometida la habilidad para vivir una vida feliz o buena, al manifestarse dichos rasgos en la forma de egoísmo agudo y desconsideraciones hacia las necesidades y sentimientos ajenos”, por lo que recomendó que, para evitar la pérdida de la razón por su elevado narcisismo, recomienda a sus allegados, entre los que estarían amigos, -aunque manifiesta que el estudiado profesor, a estas alturas no deberá tener ya amigos que lo soporten- deberían de llevarle a su respetivo tratamiento y no caer en su juego, que agravaría su enfermedad. Por último, el psicoterapeuta ha manifestado, tanto el reo en cárcel Alberto Fujimori, como el desubicado profesor de las tablas, deberían de pasar por un tratamiento psiquiátrico urgentemente. 

Para concluir, el narcisismo es la excesiva complacencia en la consideración de las propias facultades u obras.

martes, noviembre 13, 2012

HUARMEY NO ES CUNA DEL MAÍZ EN EL MUNDO



Extracto del libro: Los Gavilanes, donde se menciona del origen de Huarmey.


Foto del libro: Los Gavilanes.


Extracto del texto de Duccio Bonavia, titulado: DE LA CAZA - RECOLECCIÓN A LA AGRICULTURA: UNA PERSPECTIVA LOCAL.


Como hijo natural de ésta ciudad, interesado en la difusión y el esclarecimiento de nuestra historia local, expongo algunas observaciones y correcciones que se debería de considerar para esclarecer algunos aspectos históricos con relación al segundo verso de la primera estrofa de nuestro himno provincial.
            Dentro del habla popular, siempre se ha dicho que en Huarmey fue hallado el maíz más antiguo del mundo, versión que muchos creíamos y otros, hasta la fecha lo reafirman, incluso hasta se ha llegado a plasmar en las letras de nuestro actual himno de Huarmey, que fue oficializado y cantado por primera vez, el 20 de Diciembre de 1993, en el teatro Municipal de nuestra ciudad, cuyo autor de dichas letras, probablemente también fue inducido por el habla popular para considerar dentro de su composición un verso tal cual se comentaba entre el pueblo: “cuna del maíz en el mundo” (Segundo verso de la I estrofa – Himno de Huarmey – autor de las letras: Edwin Ipanaque Hidalgo).
Con  el  único  propósito  de  mantener el  nivel  de la verdad y que las letras de nuestro himno provincial exprese y exalte nuestra autentica y legitima historia, por el que los huarmeyanos nos sintamos identificados, dispuestos a revalorar nuestra historia y nuestra identidad local, basada en hechos y conclusiones históricas y/o científicas, detallo algunas conclusiones sobre la antigüedad del maíz en Huarmey, basándome en la versión de dos personajes profesionales y muy reconocidos en nuestra ciudad y en el ámbito intelectual de nuestro país, me refiero al Doctor Duccio Bonavia y a Alexander Grobman, ambos estudiosos de la arqueología huarmeyana.
Por ejemplo, Alexander Grobman que es un colaborador del libro “Los Gavilanes” – Edición 1982, manifiesta que: “La edad del maíz (de los Gavilanes) se ha estimado entre 2,200 y 2,700 años a.d.C. pues aparece en las épocas Los Gavilanes 2 y 3” (Pág. Nº 157 – Los Gavilanes – 1982) , además señala que, “El maíz de Los Gavilanes… sus orígenes por todo lo expuesto se encuentran en el área alto- andina del Perú”, es más, puntualiza que “el complejo racial de Huarmey, ha descendido de la sierra (Callejón de Huaylas) a la costa…”, por su parte el Doctor Duccio Bonavia señala que: “…tenemos la evidencia que los maíces de Huarmey… son indudablemente provenientes de las tierras más altas” además nos dice que, “no se debe de pensar que estas plantas domesticas necesariamente deben de haber llegado a Huarmey directamente desde las serranías. El maíz, por ejemplo, tiene una mayor antigüedad en el valle de Casma – 4,000 años a.d.C. y se relaciona, al igual que el huarmeyano, con los maíces de la Cueva de Guitarrero”, y es a partir de aquí, donde yo quisiera puntualizar sobre la llegada del maíz huarmeyano, lógicamente, basado en la teoría del Dr. Duccio Bonavia: “Cabe la posibilidad que desde el Callejón de Huaylas éste haya llegado primero a Casma y de allí haya pasado a Huarmey”, teoría que esgrime Duccio Bonavia, porque el maíz encontrado en el valle de Casma tiene una antigüedad de 4,000 años a.d.C. y el de Huarmey un estimado de 2,200 a 2,700 años a.d.C.   Por su parte Alexander Grobman manifiesta que, “Por la información reunida sobre el maíz de Los Gavilanes, en sus Épocas 2 y 3, podemos reafirmarnos en nuestra concepción del origen serrano alto-andino del maíz de éste sitio”
Y para esclarecer con más información sobre el verso de nuestro himno provincial, donde se señala que Huarmey es, “cuna del maíz en el mundo”, Alexander Grobman concluye que, “El maíz de Los Gavilanes, siendo de edad posterior al de Tehuacán en unos 2,000 años (7,000 años antes del presente vs 5,000 años antes del presente)…”, por todo lo transcrito y manifestado, debemos de concluir que, en ningún momento los estudiosos y autores del libro “Los Gavilanes”, han manifestado que en Huarmey se ha hallado el maíz más antiguo del mundo y como hemos podido corroborar, el maíz más antiguo en nuestra región ha sido hallado en la Cueva de Guitarrero al norte del Callejón de Huaylas, de ahí que, la teoría que ellos proponen es que el maíz de Los Gavilanes es de origen alto-andino y que incluso el maíz encontrado en el valle de Casma es más antiguo que el de Huarmey, con un tiempo de antigüedad de más de 1,500 años a.d.C. y para concluir, queremos definir el significado  de la palabra: CUNA, que según la Real Academia de la Lengua Española significa: Origen o principio de algo.
Por todas las luces que hemos dado, según los planteamientos de dos expertos, creemos que el verso: “Cuna del maíz en el mundo”, considerando que está expresado en metáfora, no guarda relación con las conclusiones de los estudiosos arriba mencionados, puesto que Huarmey, no es el lugar donde se origino o por lo menos se domesticó el maíz, por todo lo dicho, como ciudadano huarmeyano, sugiero que la versión del himno de Huarmey en cuestión, sea modificado, por no ceñirse a la verdad de acuerdo a los argumentos expuestos líneas arriba, y para ello, deberá de coordinarse con el autor de la letra del himno respetando el derecho de autoria.   

sábado, octubre 13, 2012

HUARMEYANOS DESCONOCEMOS RESULTADOS DE INVESTIGACIONES DE EL CASTILLO


 PERO YA SE HA PUBLICADO UN LIBRO EN EL 2011.





En nuestra ciudad de Huarmey, se viene ejecutando el “Proyecto de Investigación Arqueológica Castillo de Huarmey” que viene siendo dirigido por el Doctor Milosz Pawel Giersz, de nacionalidad polaca, el mismo que ha venido ejecutando ese mismo proyecto el año pasado temporada 2010 – 2011, cuyas conclusiones de sus investigaciones todavía no se han difundido ni se han hecho conocer entre la población de nuestra provincia de Huarmey, pero que si ya se han difundido a nivel nacional, a través de una publicación denominada: ARQUEOLOGIA DE LA COSTA DE ANCASH, publicación que el arqueólogo polaco Milosz Giersz es el editor, contiene más de 470 páginas, donde han sido publicadas algunas conclusiones de sus investigaciones realizadas tanto en el valle de Culebras y  la zona arqueológica El castillo de nuestra provincia, los títulos de los textos que aparecen en el libro son lo siguiente:

-          La guerra y la paz en el valle de Culebras: hacia una arqueología de fronteras
            Krzysztof Makowski, Miłosz Giersz y Patrycja Prządka-Giersz.
-          Los guardianes de la frontera sur: la presencia moche en Culebras y Huarmey
            Miłosz Giersz.
-          Detección remota y análisis con GIS de distribución de artefactos en superficie en el Castillo de Huarmey  - Miron Bogacki, Miłosz Giersz, Patrycja Prządka-Giersz, Wiesław Małkowski
            y Krzysztof Misiewicz.
-          La presencia casma, chimú e inca en el valle de Culebras
            Patrycja Prządka-Giersz

El libro en mención, se está vendiendo por internet a un costo de 120 nuevos soles y que a la vez, ya ha sido presentado en la embajada de Polonia el lunes 06 de febrero del presente año, como ciudadano huarmeyano, quiero poner de manifiesto mi preocupación y protesta, por la indiferencia y descortés por parte del editor del libro, quien a la vez, es el mismo que viene realizando actualmente la Dirección del “Proyecto de Investigación Arqueológica Castillo de Huarmey, temporada 2012 – 2013”, porque no es posible, que nosotros como naturales de ésta provincia, no podamos conocer las conclusiones, teorías y/o hipótesis de sus investigaciones, lo cual viene plasmado en el libro líneas arriba mencionado, tal como lo demuestra los títulos de los textos publicados; considero que si se realizan investigaciones arqueológicas, históricas o de otra índole que tenga que ver con el conocimiento y esclarecimiento de nuestro pasado y por ende en mejora, reforzamiento y exaltación de nuestra identidad local, lo justo es que, seamos nosotros, los pobladores de ésta provincia los primeros en conocer los resultados de dichas investigaciones, más aún, cuando han sido publicados en textos impresos como es el caso que nos convoca en éste artículo.

No podemos permitir que a costa de nuestro pasado, de nuestros restos arqueológicos, de nuestra historia local, vengan profesionales con actitudes de investigadores y recojan información in situ, incluso con autorización del Ministerio de Cultura y firmando convenios con la Municipalidad provincial de Huarmey, para luego convertirlo en libro-objeto para su venta, sin que nosotros como huarmeyanos, estemos informados de las conclusiones y resultados de dichas investigaciones arqueológicas, por lo menos, en gratitud a la acogida y provecho de adquisición de conocimiento y experiencia por parte de estos investigadores, por ello, me causa extrañeza y estupor, que hasta la fecha, el editor del mencionado libro, el polaco Dr. Milosz Pawel Giersz no haya tenido la gentiliza de hacerlo público en la ciudad de Huarmey, ni realizar la presentación de dicho libro, para que los ciudadanos huarmeyanos, interesados en conocer el resultado o parte del resultado  de las investigaciones, puedan adquirirlo, o tener esa amabilidad de distribuir en calidad de donación, algunos ejemplares entre las instituciones educativas de nuestra provincia, creemos que en nuestra ciudad, existen personas habidas de conocimiento del pasado de nuestra tierra y con capacidad de leer y entender libros sumamente técnicos, como lo es probablemente el contenido del libro, es por esa razón nuestra protesta y malestar con la actitud del Doctor Milosz Pawel Giersz, posiblemente se dirá que se está a espera de un libro más digerible para el lector huarmeyano y que será donado a las instituciones de nuestra provincia, eso significará que no será posible contar con el libro “ARQUEOLOGIA DE LA COSTA DE ANCASH” en las bibliotecas escolares de Huarmey?     

Tenemos un claro ejemplo de gratitud y desprendimiento, por parte del desaparecido Doctor Duccio Bonavia, un huarmeyanista, autor del libro de investigación arqueológica “Los gavilanes”, libro que fue donado a la biblioteca Municipal en su momento y que hoy sirve de consulta a mucha gente que desea conocer parte de nuestra historia y de la arqueología huarmeyana.

Heber Ocaña Granados

lunes, julio 09, 2012

CIUDAD DE CASMA RECIBE A HEBER OCAÑA EN PRESENTACIÓN DE SU ULTIMO TRABAJO DE INVESTIGACIÓN.


Presentación del trabajo de Heber Ocaña en la provincia de Casma.

Un trabajo de investigación de Heber Ocaña Granados - Edición 2012.


La Casa de la Cultura de la Provincia de Casma, estará realizando la presentación del último trabajo de investigación de Heber Ocaña, donde trata sobre las Cartas que se escribieron José Carlos Mariategui y el escritor Ernesto Reyna Zegarra. 

La Cultura une dos pueblos: Casma y Huarmey, a través de la presentación del trabajo titulado: "Breve estudio sobre las cartas entre Mariategui y Reyna", del escritor ancashino Heber Ocaña Granados.
El evento cultural se estará desarrollando éste viernes 13 de julio, en la Casa del Maestro de la ciudad de Casma, sito en la prolongación Luis Ormeño, al costado de la PNP, a partir de las 7.30 de la noche.

La edición estuvo a cargo de Grupo Corporativo Sevillano S. A. y a AFA Editores Importadores S. A. gracias al amigo Anibal Cueva García.

La cultura enriquece el espíritu de los pueblos...  



sábado, marzo 24, 2012

LA DEMOCRACIA DEBE DE FOMENTAR LA LECTURA

Interior de la Biblioteca Obraje, proyecto bibliotecario que viene ejecutando la familia Ocaña Mariños, en el asentamiento humano Santo Domingo - Huarmey - Ancash - Perú.

“Una sociedad democrática se debe medir por la cantidad y calidad de sus lectores”, es el titulo de la entrevista realizada por Rosa de Bustos para la Revista de la “Unión de Editoriales Universitarias Españolas” – UNELIBROS a Rogelio Blanco, Director General del libro, Archivos y Bibliotecas, una de las dependencias del Ministerio de Cultura de España.  
En esa entrevista Rogelio Blanco indica que “El hombre es hombre porque lee. Estamos condenados a leer, antropológica y radicalmente. Por una sencilla razón: nacemos incompletos y tenemos que ir cubriendo los vacíos con los que nacemos. Llenar los vacíos es crear cultura  que, de alguna manera, es el abrigo que nos tapa de la intemperie”.

Indica también que, “La democracia debe de fomentar la lectura para disfrutar los saberes y diseminar saberes es distribuir poderes: la esencia  de la democracia”. Hecho que en nuestro país, (PERU) se cree que solo es democracia, cuando se elige presidentes y congresistas cada cinco años o que “violentamos” o ponemos en riesgos a la democracia, cuando ciudadanos de a pie, salen a protestar a las calles por sus justos derechos. No señores políticos, democracia también es cuando ustedes se preocupen en “Diseminar saberes” en todo el territorio nacional. Creando bibliotecas, fomentando la lectura con leyes que faciliten el acceso y la promoción de los libros, porque de no hacerlo y como no lo hacen, ustedes si que violentan y ponen en riesgo nuestra débil democracia.       

Como lo señala Rogelio Blanco, que su  despacho, está interesado en “seguir construyendo bibliotecas… (Porque) son los templos laicos de nuestra democracia… (Existen) ayuntamientos (municipalidades) que han hecho una apuesta fuerte por una biblioteca pública y han transformado la localidad”. Que interesante propuesta de éste funcionario español, durante el gobierno de Zapatero, “seguir construyendo bibliotecas”; ¿cuántas biblioteca está construyendo el actual gobierno nacionalista?... ¿Cuántos libros a financiado el estado para su edición? Y que éstos han sido distribuidos en las diferentes bibliotecas que existen por iniciativa propia de ciudadanos que creen que con la formación de hábitos de lectura, se puede lograr el despegue hacia un auténtico desarrollo sostenible, ¿Cuántos libros a enviado el estado a las bibliotecas de las Instituciones Educativas?...y si los gobiernos regionales, están destinando presupuestos, para colocar un personal en la gestión y administración de las bibliotecas escolares de la región… en Huarmey, de las 15 instituciones educativas de nivel secundario, solo tres tienen un encargado de biblioteca, el resto, sencillamente no las tienen y solo se ve, libros apilados en un rincón, inutilizados… esperando a alguien que se acuerde de ellos.

Crear y construir Bibliotecas, fomentar la lectura en todos los barrios del Perú, Señores del Poder, es también practicar y fortalecer nuestra democracia. No crean que solo los pobres servimos para protestar, también somos útiles para crear y apoyar al estado, de ahí que estamos metidos en éste proyecto futura, por voluntad propia y como aporte de nuestra ciudadanía al servicio de la población, expresamente del sector infantil… creemos que es un granito de arena en el inmenso mar de nuestras necesidades lectoras…  
   

lunes, enero 16, 2012

EL DISCURSO DE DIGNIDAD DE UN ALCALDE




La provincia de Huarmey, vive desde hace más de 10 años, en una constante lucha, por hacerse respetar y cuidar su medio ambiente... ante la desidia de muchas autoridades anteriores, el actual alcalde huarmeyano (gestión 2011 - 2014) José Benites Pantoja, le viene haciendo frente, con una posición férrea, segura y valiente, de decirle en su cara, las verdades de sus malas mañas que tienen por costumbre practicar el personal de la minera Antamina en Huarmey, aprovechándose de la difícil situación socio-económica de los diversos sectores de la provincia, entregándoles miserables dádivas, practicando el viejo adagio: "Pan para hoy, hambre para mañana", de ahí que Pepe Benites, como se le conoce cariñosamente al alcalde Huarmeyano, manifiesta enérgicamente, que la gente de Antamina, viene practicando actos oscuros, para entretener, engañar y condicionar su apoyo a las instituciones sociales de base, aprovechándose del hambre de mucha gente, comprándole sus conciencias... por eso, como autentico representante del pueblo huarmeyano, el alcalde salió a decir lo que su corazón y su responsabilidad como primera autoridad le asiste: DEFENDER A SU PUEBLO CON CORAJE Y DIGNIDAD.. por ello, digno de ser reproducido y difundido, el discurso valiente que ningún alcalde haya expresado directa y públicamente a la CIA. Minera Antamina, con sus prácticas intimidatorias, juegos sucios, como viene haciéndolo siempre, pagando notas periodísticas en medios de circulación nacional, con el solo afán de desprestigiar a quien viene diciéndole sus verdades y viene luchando por el futuro, la vida y la salud de su pueblo, por ello, ponemos a consideración de la historia y de quienes desean saber, como se viene luchando con pundonor, valentía, decisión y firmeza, por un Huarmey libre de contaminación y de viejas prácticas paternalistas, con el fin de detener la vorágine de esfuerzo que se viene desplegando dentro de la gestión de Pepe Benites... Antamina teme que el león se despierte, de ahí su desesperación, por lo que viene abusando de su poder económico...por ello... dentro de poco, nuevamente volveremos a escuchar por las calles de la ciudad, éstas memorables arengas que hicieron temblar a la minera... "HUARMEY, TE QUIERO, POR ESO TE DEFIENDO"..."EL PUEBLO YA SALIO, ANTAMINA SE JODIÓ"... "ENGAÑOS Y MENTIRAS NOS DICE ANTAMINA"... etc, etc...


DE UTOPIAS Y OTROS MALOS SUEÑOS...

Una de las tantas asambleas publicas realizadas sobre la problemática con la Cía. Antamina. 

... El pueblo seguía buscando alguna utopía porque luchar y mantener la esperanza de un Huarmey prospero y generador de riqueza, no había muerto, éste había sido transferido a las nuevas generaciones para que continúen con la tarea de plantearse nuevos retos y abrir nuevas posibilidades para una nueva esperanza, y llegó preciso, justo a la hora del tiempo mismo en que se necesitaba en quien creer y de quien esperanzarse; la Compañía Minera Antamina fue quien tocó las puertas de la ciudad y le dejamos entrar, porque la utopía de nuestros padres, no habían funcionado y había que buscar el modo de hacer prospero éste pueblo y entonces llegó ésta compañía, que entro a la ciudad como Pedro en su casa, con mensajes de prosperidad, de que ellos traían la posibilidad de generar riqueza por intermedio de la generación de empleo y el consumo de los productos generados en el campo y el comercio local, nos dijeron entre otras cosas, que consumirían lo que Huarmey producía y ello redundaría en la generación de riqueza que tanto habían soñado nuestros padres desde los años 60.


Con la llegada a la ciudad de ésta compañía minera, un minúsculo grupo empezó a concienciar a la población, de lo peligroso que era tener a una empresa minera trabajando en los mares de nuestro puerto, casi nadie lo oía ni lo creía, en vez de unificar ésta nueva esperanza, Huarmey empezó a dividirse y a convertirse en una ciudad conflictiva y en conflicto social permanente, ya empezaba a dejar de ser esa ciudad tranquila, de los saludos cotidianos entre unos a otros, para pasar a ser una ciudad de la rivalidad entre quienes creían que toda proyecto minero contamina y entre los que veían que era la oportunidad de su vida para el ascenso a la prosperidad y ponerse a buen recaudo ante una crisis económica; se formaron comités de lucha, frentes de defensa, sindicatos por el lado de la oposición, mientras que por el otro bando, se creaban empresas de servicio múltiple al servicio de la minera, asociaciones de diversas actividades económicas, empezaron a pedir dádivas para mejorar su sector o su gremio, todo ello conformó la realidad en la segunda mitad de los años 90, en torno a la que sería la última utopía del siglo XX para la provincia de Huarmey, mientras éste seguía postrado, cada vez más con ilusas esperanzas, aguardando que llegará el día en que ya dejáramos de ser la provincia de las utopías, de los sueños frágiles, de las batallas perdidas, de los hombres y mujeres desempleados, porque la esperanza ahora se cifraba en la minera, pero ese día, aún no llega, Huarmey, sigue siendo el pueblo desempleado o subempleado y lo que es más penoso, vive en un constante divisionismo, fraccionado por los cuatro costados por el que se le mire, peleado, incrustado en una pelea a muerte entre amigos, vecinos, hermanos y familiares, porque el uno no tiene principio o porque el otro es un vividor, nadie es para tal cual, en estos tiempos existen bandos, tanto de los que mantienen un principio, que hasta podríamos llamarles radicales u otros que llevan la comparsa a la Cía. Minera Antamina.

Lo cierto es que, en las utopías en las que ha vivido Huarmey en sus últimos cincuenta años, casi ninguno le ha resultado beneficioso...

Extracto del texto: “Breve manual para cambiar Huarmey”
Autor: Heber Ocaña Granados
Madrid - 2007