viernes, enero 26, 2007

CONTINUACION DE UN POEMA QUE NO FUE ESCRITO


1988

I

Sabrás entonces que por los patios llega la navidad
Y en los días en que los cuerpos duermen.
Sabrás entonces /
Que los viejos tienen la sed de los burros esperando
La cosecha del invierno.
Mi madre siempre tuvo respeto por los otoños
Porque en ellos las palomas construían
Festines de barro
Sobre el mástil de una lagrima.
Las calles danzaban con los árboles
Y la lluvia era una ventana para aquellos que tenían
Las horas clavadas en el pecho.

Era la época en que las pardelas llegaban a comer las heridas
Crudas
De los perros.
Era entonces Regina
La hora de brindar con el poco vino que caía de tus trenzas,
De tus manos,
De los interminables huesos que salían de tus ojos.

II

Ayer tu madre /
Hoy su silencio balbuceando en
Nuestras huellas.
Dicen que por la boca se va el alma,
Por los cuerpos que tienen tristezas a carcajadas.

No sé si recuerdas el sonido árido de los puertos,
Las bravías olas que mojaban la única sombra
Que hacíamos
Sobre la arena.
Jamás habíamos conocido la muerte en nuestros
Veintiún años,
Ni habíamos visitado tumbas que llevasen las abreviaturas
De los apellidos de nuestros familiares.
Pero todo parece que la lluvia
Nos ha traído la mortaja
Para vestir todo un año el color negro /
Fúnebre y doliente
Y llevar el dolor en la memoria
Hasta que los días nos hablen del color de la alegría.

Regina… otra vez el pan vuelve a ser
La lágrima de tu secreto.
Otra vez, vuelvo a ser la tarde friolenta que da nauseas
A tu cuerpo.
Pero sabrás entonces que vuelvo a ti
Como ventarrón urgente a decir que me
Quedo en tu habitación
Hasta que la cicatriz de la lluvia haya madurado
En alguna edad solitaria
Y decirte que éste poema es continuación de un poema
Que no fue escrito.

No hay comentarios.: